Superliga

La inagotable cantera rosarina

Newell's, Rosario Central y Renato Cesarini han sido dos criaderos de grandes futbolistas del fútbol argentino. En esas tierras se han formado Messi, Batistuta, Balbo, Pizzi, Di María, Mascherano y Demichelis, entre otros

Lionel Messi(EFE)

Lionel Messi | EFE

Entre los motivos de orgullo que tiene la ciudad de Rosario se destaca que dos de los clubes más grandes del Interior se encuentran emplazados allí. Tanto Newell's Old Boys como Rosario Central, además de ser constantes animadores de los campeonatos de Primera División, se han mostrado como una cuna inagotable que ha nutrido de cracks no solo a la selección argentina sino también a los equipos grandes de Buenos Aires e incluso a varios de los clubes más importantes del mundo. Por su parte, la institución Renato Cesarini, si bien no participa activamente del fútbol profesional, ha contribuido de sobremanera a la formación de talentos.

LA CUNA DE LIO

El 24 de Junio de 1987, mientras una mitad de Rosario todavía festejaba el título obtenido por Central hacía apenas unas semanas, en el Hospital Italiano Garibaldi, Celia Cuccittini y Jorge Messi eran padres de su tercer hijo varón, al que decidieron llamar Lionel. Sus primeros pasos como futbolista los comenzó a dar a los 4 años en el club Abanderado Grandoli, ubicado en el sur de la ciudad y si bien luego jugó algunos partidos en infantiles para Central Córdoba, a los 6 años ya comenzó a vestirse de rojinegro para representar al club del cual era hincha. Allí tuvo sus primeros formadores, como el siempre recordado por Lio, Ernesto Vecchio. 

Luego de 7 temporadas en las infantiles de Newell's y de ser diagnosticado con una deficiencia  en la hormona de crecimiento, su familia decidió radicarse en Barcelona para hacer frente al costoso tratamiento. Un puñado de años más tarde ya integraba el plantel profesional del Barcelona, hasta transformarse, en muy poco tiempo, en uno de los mejores jugadores de todos los tiempos.

CUNA CANALLA

Rosario Central es uno de los pocos clubes del fútbol argentino que puede jactarse que dos jugadores surgidos de sus canteras se hayan consagrado Campeones del Mundo con la selección en 1978 y 1986. Ellos son Daniel Killer y Héctor Zelada. Además, cuenta con un subcampeón del mundo en 1990: Edgardo Bauza.

Si de nutrir a la selección y a los grandes del fútbol argentino se trata, Roberto Bonano y Hernán Díaz se destacan como futbolistas surgidos allí y que triunfaron en River, mientras que Roberto Abbondanzieri y Daniel Díaz hicieron lo propio en Boca. Por su parte, en las últimas décadas, jugadores como José Chamot, Luciano Figueroa, Cristian “Killy” Gonzalez, Juan Antonio Pizzi, Cesar Delgado o Ángel Di María han dejado su huella en la selección y en varios de los mejores equipos del mundo.

CUNA LEPROSA

Además de Lio, Newell's ha aportado gran cantidad de cracks  surgidos de sus entrañas a la Selección Nacional. Algunos de ellos, como Américo Gallego (en 1978) y Jorge Valdano, Sergio Almirón y Ricardo Giusti  (en el 86) supieron ser campeones del mundo.

Por su parte, el mismo Giusti, Juan Simón, Roberto Sensini, Gustavo Dezotti y Abel Balbo fueron subcampeones en Italia 90. Además, el Rojinegro aportó verdaderos ídolos a la celeste y blanca y que también conquistaron el corazón de hinchas de grandes equipos del mundo, como Gabriel Batistuta, Mauricio Pochettino, Walter Samuel, Pablo Paz, Eduardo Berizzo, Gabriel Heinze, Maximiliano Rodríguez y Lionel Scaloni, entre otros.


RENATO CESARINI

Por último, a la hora de hablar de la cuna rosarina de cracks, no podemos dejar pasar al Club Renato Cesarini, una institución y escuela deportiva fundada por Jorge Solari, Eduardo Solari y los hermanos Daniel y Ermindo Onega. Este club se enfocó principalmente en formar futbolistas, más que en competir profesionalmente. De allí surgieron Martín Demichelis, Fabián Cubero, Santiago Solari, Javier Mascherano, Pablo Piatti y  Joaquín Correa, entre otros. 

Comentarios