Opinión

El comienzo de una historia de amor y gloria

Empezaba el otoño en Argentina y se acababa prontamente el recorrido de River en la Copa Libertadores. Sin embargo, en una noche como esta de 1993, debutaba uno de los hombres más trascendentales y preponderantes de la historia del club

Por Nicolás Distasio

El comienzo de una historia de amor y gloria(Fotobaires)

El comienzo de una historia de amor y gloria | Fotobaires

Empezaba el otoño en Argentina y se acaba prontamente el recorrido de River en la Copa Libertadores 1993. El equipo que dirigía Daniel Passarella quedaba 4 de 4 en el grupo inicial integrado por Newells, Olimpia y Cerro Porteño y generaba, de esta manera, uno de sus máximos fracasos como DT millonario

Ante ese panorama, muy poca gente se acercó al Monumental la noche del 26 de marzo de 1993. El equipo jugaba solo para cumplir, ya que no tenía chances de nada, y por eso presentaba una formación juvenil suplente que le permitía cuidar titulares para la disputa del Torneo Clausura que terminaría ganando el Vélez de Bianchi.

Aproximadamente 5.000 hinchas de River, sin demasiado entusiasmo y solo motivados por el amor a los colores, vieron aquel partido frente a Olimpia de Paraguay. Jamás hubieran imaginado que estaban observando y viviendo un momento histórico. De esos que se recuerdan durante mucho tiempo. Esa noche debutaba uno de los hombres más trascendentales y preponderantes de la historia del club.

Junto a Javier Zeoli, Hernan Díaz, Fernando Caceres, Guillermo Rivarola, Pablo Lavallen, Julio Toresani, Matias Almeyda, Ornaldo Claut, Jorge Vázquez y Walter Silvani salía a la cancha por primera vez en su vida Marcelo Daniel Gallardo.

El resultado fue una anécdota porque más allá del triunfo por 1 a 0 con gol de Lavallen, esa noche el gran triunfo de River fue otro. Nacía una relación de amor e idolatría con un protagonista determinante en la historia Riverplatense tanto dentro de la cancha con la 10 en la espalda como tambien sentado en el banco con el traje de DT

Entre tantas copas, triunfos épicos con Boca y vueltas olímpicas, esta relación hoy cumple 27 años y a pesar del paso del tiempo se mantiene más vigente que nunca

Comentarios