Opinión

La loca loca Superliga

Nuestro fútbol tiene intensidad, fuerza, pasión, vehemencia. Esos atributos lo convierten en impredecible y, sin lugar a dudas, en algo muy atractivo

Por Hernán Castillo

San Lorenzo recuperó la sonrisa al golear a Argentinos por la Fecha 13 de la Superliga(Fotobaires)

San Lorenzo recuperó la sonrisa al golear a Argentinos por la Fecha 13 de la Superliga | Fotobaires

Ni una certeza hay. Ni una, eh. Nadie puede decir que hay hay un favorito para ganar la Superliga. Algunos dirán que eso habla de mediocridad, de que ningún equipo puede imponerse; otros, yo, hablamos de intensidad, fuerza, pasión, vehemencia. Porque para mí el fútbol argentino tiene todo eso y más. Hay lujos y buenos jugadores, y puedo dar una lista de 20 grandes futbolistas sin titubear que demuestran que también hay calidad, pero los principales atributos de nuestro fútbol son esos que enumeré. Y esos valores convierten nuestro fútbol en impredecible...

Gabriel Milito renunció después de perder por la Copa Argentina ante Central Córdoba de Santiago del Estero, pero el presidente Juan Sebastián Verón lo bancó y el equipo ganó 4 partidos seguidos —clásico con Gimnasia e inauguración de estadio incluido— y hoy está a tres puntos de los punteros.

Diego Cocca dijo: "Si no le ganamos a Godoy Cruz me voy". Su Central le ganó a los mendocinos con goleada y a River en el Monumental y entonces se queda, claro.

Maradona no pierde la esperanza con Gimnasia cuando parecía condenado; Banfield estaba mal, pero le ganó a Lanús que venía puntero; San Lorenzo andaba de caída en caída y le ganó al líder Argentinos con goleada; Racing está a un punto de los líderes pese a que se habla más de la salida de Coudet que de salir campeones; Atlético Tucumán empezó para olvidar este 2019 y ahora está cerca de la punta... y así pasa casi siempre.

Nuestra Superliga es así. Es loca. Es inesperada. Me gusta. Me encanta. Es atractiva. No es bien jugada. Es más una carrera desenfrenada y de obstáculos que un disfrute, pero dámela. Este fútbol argentino al que muchos señalan devaluado y sin figuras sigue siendo atractivo. Y loco, muy loco.

Comentarios