Opinión

El River de Gallardo va por todo

El equipo de Gallardo disfruta de un presente exitoso que le permite ilusionarse con más de un objetivo. Su jerarquía, rendimiento futbolístico y, principalmente, su mentalidad son el combustible de un motor que funciona a la perfección

Por Nicolás Distasio

Marcelo Gallardo, el DT del River que va por todo(EFE)

Marcelo Gallardo, el DT del River que va por todo | EFE

River va por todo. Así lo han decidido ellos. Los jugadores y el técnico. Y ante esa firme decisión nada parece poder frenar este andar triunfal del equipo millonario en este cierre del año.

Porque viaja a Mar del Plata y sin brillar futbolísticamente logra sacar un partido adelante por ese convencimiento colectivo que posee y que ya es un sello distintivo de este grupo.

Por eso es finalista en la Copa Libertadores, por eso busca la final en la Copa Argentina y por eso hoy pelea seriamente la Superliga.

Porque además de tener grandes jugadores y un funcionamiento colectivo que despierta admiración, este plantel tiene mentalidad ganadora. Se enfocan en un objetivo y van por él. Se exigen diariamente y disfrutan la exigencia. No tienen permitido relajarse. Eliminan esa tendencia natural de aflojar tras conseguir algo importante. River funciona distinto. Alimenta entrenamiento a entrenamiento y partido a partido el sueño que persigue. Insiste en potenciar y estirar los buenos momentos en el máximo período de tiempo posible. No es forzado. Les da placer competir. Lo entienden de esa manera. Y es por eso que saben lo que quieren y cómo lograrlo.

A su mística copera, River le sumó una efectividad inédita en la Superliga

El método Gallardo funciona y encuentra en Armani, Pinola, Ponzio, Enzo Pérez e Ignacio Fernández los líderes y mejores intérpretes posibles para ejecutarlo y transmitirlo a la perfección.

Habitualmente a River el avance en las diferentes Copas le iba consumiendo su energía y atención, hipotecando el ámbito local. Esta etapa del año siempre lo tenía peleando lo internacional pero relegado en lo nacional. Hoy no. A su mística copera de este tiempo le sumó una efectividad inédita en la Superliga que le permite soñar con todos los frentes.

River va por las tres competencias y tiene lo que hace falta para conseguirlas.

Comentarios