Nacional

Un clásico entre los goles del Kun Aguëro y el debut de Simeone como técnico

Se cumplen 14 años de un triunfo en un partido muy recordado por todos los hinchas de Independiente: 2-0 de la mano del Kun y en la cancha de un Racing, que tuvo al Cholo por primera vez en el banco

Por Federico Del Río

Racing vs Independiente - 25 de febrero de 2006(Fotobaires)

Racing vs Independiente - 25 de febrero de 2006 | Fotobaires

Eran otros tiempos del fútbol argentino. Por ejemplo, un clásico podía tener en las tribunas los colores de los dos equipos. Aquella tarde del sábado del 25 de febrero de 2006, el Estadio Presidente Perón estaba copado por el celeste y blanco, pero también había una masa roja detrás de uno de los arcos. 10.000 hinchas de Independiente pudieron ser testigos de uno de esos triunfos que quedan grabados en la memoria colectiva. Dos goles de Sergio Agüero para ganarle a Racing como visitante justo el día que Diego Simeone inició -con una derrota- su carrera como director técnico.

Julio César Falcioni era el entrenador del Rojo que llegó al clásico de la sexta fecha del Clausura 2006 después de dos derrotas (Argentina y Gimnasia). Del otro lado, la Academia venía más golpeada aún: estaba en el último puesto producto de un empate y cuatro derrotas. Eso provocó la salida de Fernando Quiroz y Fernando Marín, por entonces gerenciador del club, convenció al Cholo para que colgara los botines y al día siguiente se vistiera con el traje de DT. Y así fue. Pero ni siquiera ese movimiento le sirvió a Racing para revertir su mal momento.

El partido fue todo de Agüero, quien ya había sido verdugo de la Academia el año anterior, pero en el estadio de Independiente. Cuando el Kun de 17 años se enchufó, liquidó el clásico en tres minutos con un golazo. A los 9 del segundo tiempo, definió con un zurdazo cruzado desde afuera del área que Gustavo Campanuolo no pudo tapar a pesar del esfuerzo. Y a los 12 recibió un saque larguísimo de Oscar Ustari, le ganó la posición a José Shaffer y después, a puro quiebre de cintura, desparramó e hizo chocar al defensor con Campagnuolo para sellar el 2-0.

"Falcioni nos pegó unos gritos en el vestuario y nos hizo despertar", contó el goleador que festejó sus dos goles a pura cumbia para imitar el bailecito que hacía Carlos Tevez en una publicidad. "Agüero ya es un jugador para el fútbol europeo. Convirtió dos goles sensacionales", reconoció Simeone, a pesar de la bronca por haber arrancado su ciclo con una caída de ésas que dejan moretones. A pesar de su edad, el Kun hacía méritos como para que José Pekerman le diera una chance en la Selección que se preparaba para el Mundial de Alemania que se disputaría unos meses más tarde, pero ese llamado nunca llego...

Pero volviendo a aquel clásico del que hoy se cumplen 14 años, tampoco se puede dejar pasar el festejo de los hinchas de Independiente en el Cilindro. Porque arrancaron mofándose de una camiseta celeste y rosa que había utilizado Racing y por eso cantaron "el que no salta es un Flynn Paff" e inundaron una de las áreas revoleando de esos caramelos. Del otro lado fue la contracara: no era los tiempos actuales de la Academia y los hinchas explotaron con la derrota: la barra fue hasta el palco oficial a buscar a Marín (ya se había ido del estadio), hubo corridas y a los jugadores les costó meterse en el vestuario por la lluvia de piedras que caía desde las tribunas.

Comentarios