Nacional

Los goles de Gallardo a Boca

El Muñeco, DT de River,  disputó 16 superclásicos como jugador: ganó 4, empató 5 y perdió 7. Le convirtió 3 goles al rival de toda la vida con datos particulares: todos fueron de “pelota parada” y hubo un arquero que lo sufrió dos veces: Roberto Abbondanzieri

Marcelo Gallardo festeja su gol ante Boca en la Bombonera, en abril de 2009(Fotobaires)

Marcelo Gallardo festeja su gol ante Boca en la Bombonera, en abril de 2009 | Fotobaires

A un paso de ser campeón invicto
El 11 de diciembre de 1994 River visitaba la Bombonera  por la fecha 18 del Torneo Apertura con un objetivo claro: ganar para tener servido en bandeja el campeonato que terminaría consiguiendo días después, entre semana y sin jugar, ya que su escolta, San Lorenzo, perdió en Rosario frente a Newell’s un partido pendiente y ya no podía siquiera alcanzar a los dirigidos por Américo Gallego. River terminó consiguiendo aquel campeonato de manera invicta.

Pero volvamos a la Bombonera, aquel domingo muy caluroso, el Millonario pisaba fuerte en la cancha de Boca y a los 30’ del primer tiempo ya ganaba 2-0 con goles de Francescoli de penal y Ariel Ortega. A los 41’ de la primera etapa era expulsado Alberto Márcico en el local por hacerle al juez de línea la seña que tenía la camiseta de River. 

A los 18 minutos de la segunda etapa, tras una jugada personal de Hernán díaz por derecha, Alejandro Mancuso le cometió penal, que inmediatamente fue sancionado por el árbitro Javier Castrilli. El encargado de ejecutar esa pena máxima fue Marcelo Gallardo, que con 18 años y la camiseta número 11 colocó la pelota muy cerquita del ángulo superior izquierdo de Carlos Navarro Montoya.

El partido pudo tener algún gol más, pero quedaba claro que ese gol de Gallardo –el primero de su cuenta personal frente a Boca- sentenció el campeonato a favor de River.

Tiro libre al ángulo y empate

En 2009, Marcelo Gallardo retornaba a River para iniciar su tercer ciclo en el club. Había jugado una temporada en el Paris Sait-Germain de Francia y otra en el D.C. United de la MLS de los Estados Unidos. 

El 17 de abril, por la fecha 10 del Torneo Clausura, debía visitar la Bombonera para jugar el Superclásico ante Boca. Promediaba el campeonato y ninguno de los equipos parecía ser serio candidato a ganar el torneo.  El primer tiempo transcurrió sin un dominador claro del partido, aunque hubo algunas jugadas de peligro pero no inclinaba la balanza. A los 14 minutos del segundo período, Martín Palermo sacó un latigazo de zurda fuera del área, inatajable para Daniel Vega que se metió al lado de su palo derecho y puso en ventaja a Boca, sin tanto mérito como para estar en ventaja. Solo 10 minutos después, Gallardo, ahora con la camiseta número 10, empató el partido con un tiro libre exquisito a 30 metros del arco. La pelota describió una comba perfecta e ingresó muy cerca del ángulo derecho de Roberto Abbondanzieri. El encuentro terminó 1-1, el empate no le cayó mal a ninguno de los dos, pero la historia se repetiría poco más de seis meses después en el Monumental. 

Déjà Vu
El tercer y último gol de Marcelo Gallardo a Boca tiene varias cosas en común con los otros dos. En primer lugar, y a simple vista, pareciera una repetición calcada del tiro libre convertido en la Bombonera, hacía 6 meses, solo que esta vez estuvo algunos metros más tirado hacia la izquierda y apenas más cerca del área. Parecía un “déjà vu”, como si ya hubiésemos vivido esa escena en otro tiempo. Hasta el movimiento del arquero Abbondanzieri  -mismo guardameta- pareció idéntico al de aquel encuentro jugado en el Torneo Clausura.  Además, el Muñeco volvía a utilizar la camiseta número 11 (la 10 la usaba Ariel Ortega), tal cual lo había hecho cuando convirtió su primer gol a los Xeneizes en  diciembre de 1994. 

A los 24’ de la primera etapa, Luciano Monzón le cometió infracción dentro del área a Diego Buonanotte, el juez Saúl Laverni cobró penal, Ariel Ortega lo ejecutó y Abbondanzieri lo rechazó sobre su costado izquierdo. Cinco minutos después, tiro libre al borde del área para River, derechazo de Gallardo al ángulo derecho del arquero y a sacar del medio. El Millonario se ponía en ventaja 1-0 a los 29 minutos del primer tiempo del partido perteneciente a la fecha 10 –otra coincidencia- del Torneo Apertura 2009, el 25 de octubre.  En el segundo período, a los 18’, Martín Palermo –mismo autor del gol boquense que en el partido anterior- puso el 1-1 definitivo con un zurdazo bajo al lado del palo derecho de Daniel Vega. El empate no le sirvió a ninguno.

Una victoria y dos empates, el palmerés del Muñeco cada vez que le convirtió goles a Boca.

Comentarios