Nacional

Ibarra contó la vez en la que casi se convierte en refuerzo de River

El ex defensor de Boca confesó que fue una posibilidad en el mercado de pases en la que finalmente fichó con el Xeneize
 

Hugo Ibarra confesó que estuvo cerca de llegar a River. Foto: Fotobaires

Hugo Ibarra confesó que estuvo cerca de llegar a River. Foto: Fotobaires

Hugo Ibarra es casi un símbolo del Boca más ganador de todos los tiempos. El defensor llegó al Xeneize en el mercado de pases de 1998 y terminó ganando todo con el club bajo la conducción de Carlos Bianchi.

Sin embargo, el formoseño confesó que en aquel entonces, también estuvo cerca de llegar a River. "Había un tire y afloje con River, aunque a muchos les cueste entenderlo hoy, jaja. Pero fue la verdad, River me quería", contó el ex jugador.

Además, en diálogo con El Show de Boca, el "Negro" explicó que "el presidente de Boca en ese momento, Mauricio Macri, hizo mucho para que yo pudiera llegar y cumplir mi sueño. El convenció a Bianchi en el año 98, él dijo que me veía como un jugador que podía llevar esta camiseta, hizo la compra y mi sueño se hizo realidad".

Ibarra destacó también que "fue un desafío grande para Boca porque River venía de ser campeón el año anterior, pero también lo fue para mí". El ex lateral del Xeneize conquistó ¡15! títulos en este club incluyendo cuatro Copa Libertadores.

"Me quedo con la primera Libertadores que gané, fue muy deseada después de muchos años, después el equipo del 2007 jugó con una diferencia muy grande por sobre el resto, de hecho no hay un equipo que haya ganado una final como la ganó Boca. Disfruté muchísimo de cada Copa que me tocó jugar, fue formidable haber ganado las cuatro", afirmó el ex jugador.

Además, consultado por el gol más importante de su carrera, no dudó: "Aquel que le hice de zurda a River en la Bombonera. Me tocó la hermosa experiencia de abrir el marcador. Lo disfruto más que nada porque es muy difícil convertir en un Superclásico".

Para cerrar, Ibarra tuvo palabras de elogio hacia Juan Román Riquelme. "Román es un hermano que me dio la vida y siempre estoy agradecido por sus palabras, es una gran persona y ha sido un jugador formidable para todos los que amamos el fútbol. El solo hace vibrar a todo un estadio, son muy pocos los tocados con una varita y él es un tocado por una varita", finalizó.

Comentarios