Internacional

Escándalo por insultos racistas en Bulgaria vs. Inglaterra

La goleada del conjunto inglés por la clasificación a la Eurocopa quedó opacada por algunos hechos de racismo y tuvo que intervenir el Primer Ministro búlgaro

Inglaterra festeja un gol en el encuentro ante Bulgaria. Foto: EFE

Inglaterra festeja un gol en el encuentro ante Bulgaria. Foto: EFE

Ayer Inglaterra derrotó por 6 a 0 como visitante a Bulgaria en lo que fue un nuevo encuentro clasificatorio para la Eurocopa 2020. Sin embargo, el resultado quedó en un segundo plano debido a los insultos racistas que un grupo de hinchas le propinó al plantel de Southgate.

Tras el partido, se desató un verdadero escándalo en el país que jugó de local e incluyó al primer ministro Boiko Borissov pidiendo la renuncia de Borislav Mihaylov, presidente de la Federación de Fútbol. "Es inadmisible que Bulgaria, uno de los países más tolerantes, esté asociado al racismo y a la xenofobia, cuando personas de etnias y religiones diferentes viven aquí en paz", afirmó el dirigente en su cuenta de Facebook.

Por su parte, el Primer Ministro de Deportes dio más detalles de este escándalo: "Borissov me llamó urgentemente. Sabemos que en los últimos cuatro años, el gobierno ha hecho mucho por el desarrollo del fútbol búlgaro. Pero después de los recientes acontecimientos, teniendo en cuenta los incidentes que recorrieron el mundo, me ordenó suspender cualquier relación con la Federación incluidos los financieros, hasta la renuncia de Borislav Mikhailov".

Quien se metió en esta política fue el futbolista Raheem Sterling quien en su cuenta de Twitter apoyó esta decisión. Además, Marcus Rashford amplió en sus redes sociales que "no es una situación fácil para jugar y no debería estar sucediendo en 2019. Orgullosos de haber estado por encima para llevarnos los tres puntos, pero esto necesita ser eliminado".

Pero el partido estuvo cerca de no terminar. Debido a estos mismos insultos, el capitán Harry Kane paró dos veces el encuentro y hasta amenazó con irse del partido. Una de las tribunas de este estadio, incluso, había sido cerrada por insultos racistas durante los partidos de junio frente a Kosovo y República Checa. Por su parte, la Federación inglesa ya adelantó que pedirá una investigación a la UEFA y así, este escándalo está lejos de terminar.

Comentarios